face
  •   
  •  
  •    
Al-lah el Qahir, el Qah-har…
Icreasefontsize decreasefontsize

¿Cómo puedes ser un creyente sincero?

Primero: Concretar la fe sincera monoteísta. Al-lah dice: {Ciertamente

te hemos revelado el Libro [¡oh, Muhammad!] con la Verdad; adora a Al-lah rindiéndole
culto sincero. ¿Acaso no se le debe rendir a Al-lah el culto sincero?...}
(Corán 39: 2, 3)

Todo sentimiento que es contradicho por una acción es nulo.

Y dice: {Y se les había ordenado [en sus legislaciones] que adoraran

a Al-lah con sinceridad, fuesen monoteístas…} (Corán 98: 5)

Segundo: Concretar el seguimiento del Profeta Muhammad, que la paz y las

bendiciones de Al-lah sean con él, obedeciendo sus órdenes y evitando sus prohibiciones,
creyendo lo que relata. Dice Al-lah: {¡Oh, creyentes! Obedeced a Al-lah,
obedeced al Mensajero y a aquellos de vosotros que tengan autoridad y conocimiento.
Y si discrepáis acerca de un asunto, remitidlo al juicio de Al-lah y del Mensajero,
si es que creéis en Al-lah y en el Día del Juicio, porque es lo preferible y
el camino correcto.} (Corán 4: 59)

Tercero: Si quieres ser sincero esfuérzate con las buenas obras y recuerda

que entre los siete que Al-lah protegerá cuando no haya protección sino la Suya
está: "… un hombre que hace caridad en secreto…" (Bujari).

Y recuerda también: "Las obras son según las intenciones…"

(Bujari).

Cuarto: Elimina el amor a los elogios en tu corazón y abstente de lo que

posee la gente; debes estar atento a tu Creador solamente. El creyente sincero
no desea nada mundano; su ambición es la misericordia de Al-lah.

Quinto: Mantente devoto ante tu Señor y humilde en Su presencia, pidiéndole

que te dote la sinceridad, que te purifique de la apariencia y te perdone tus
pecados pasados.

La sinceridad es que no busques más testigo para tus obras que Al-lah,
y no más recompensa que la Suya.

Sexto: Evita aparentar y cuídate de ello. Si la persona conoce el camino

de la apariencia, se alejará de la devoción sincera. Por ejemplo, a algunos
les da por llamarse a sí mismos “Wali” (devoto o allegado), o les agrada que
se los digan o publiquen sus actos de adoración. Al-lah dice: {A quien
desee la vida mundanal y sus placeres solamente, se los concederemos y no será
defraudado. Estos son quienes no tendrán en la otra vida sino el castigo del
Infierno; lo que hubieren hecho se desvanecerá, y sus obras habrán sido en vano.}
(Corán 11: 15, 16)

Aparentar es un acto de idolatría menor, y anula la aceptación de las buenas

obras y hace que sean rechazadas.

Séptimo: Acompañar a los devotos sinceros. Dijo el Profeta, que la paz y

las bendiciones de Al-lah sean con él: "El hombre tiene la religión de sus
allegados" (Tirmidhi).

No se junta la fe sincera en el corazón con el amor a los elogios, sino
como se juntaría el agua y el fuego.

Octavo: Ocultar la adoración. Al-lah dice: {Hacer caridad públicamente

es una obra de bien, pero si lo hacéis en privado y se la dais a los pobres,
es mejor para vosotros…} (Corán 2: 271)

Noveno: Controlar las acciones de nuestro corazón con precisión; hay que

hacerlo siempre. Al-lah dijo: {A quienes luchen denodadamente por Nuestra
causa los afirmaremos en Nuestro camino.} (Corán 29: 69)

Y medita las palabras: {…por Nuestra causa…}

Décimo: Hacer frecuentes plegarias a Al-lah. Cuando el siervo pobre frecuenta

la puerta de su Señor, este empieza a quererlo y le tiene misericordia y responde
a sus pedidos. La plegaria es solo para Al-lah.

   
Suscribir con nosotros