Efectos de la fe en los nombres y atributos divinos sobre el ser humano
     face
  •   
  •  
  •    
Al-lah el Tawwab…

Icreasefontsize decreasefontsize

Efectos de la fe en los nombres y atributos divinos sobre el ser humano

1- La adoración de Al-lah a través de Sus nombres y atributos. Quienes los

conocen adoran a Al-lah como manda y aumentan su fe en Él, y sus corazones lo
magnifican, por eso se dice: "Quien conoce más a Al-lah, Le teme más".

2-Aumento de la fe: Al conocer los nombres y atributos de Al-lah, la persona

siente Su grandiosidad y esto aumenta su fe y su devoción. {Y a quienes
siguen la guía, Él les incrementará su fe…} (Corán 47: 17)

3- La mención de Al-lah: Quien conoce a Al-lah Lo ama, y quien ama a su Señor

Lo menciona con frecuencia, pues lo ha hecho dueño de su corazón por su amor
y llega amar solo por Al-lah y a odiar solo por Al-lah.

4- Amar a Al-lah, Quien dice: {Hay hombres que toman en lugar de

Al-lah a otras divinidades, y las aman igual que a Al-lah; pero los creyentes
aman más a Al-lah de lo que estos aman a sus divinidades.} (Corán
2: 165)

Cuando la persona conoce los grandes atributos de su Señor, se llena de amor

por Él, llenando su alma con Su gloria y belleza, disfruta con Sus palabras,
se complace rogándole, tiene esperanzas en Él y temor a la vez. El amor a Al-lah
lleva a todo esto; el que ama a Al-lah también ama lo que Al-lah ama.

Nadie debe hablar sobre Al-lah ni de Sus atributos sino con lo que Él
se describe a Sí mismo, y nunca debe opinar sin pruebas…

El Imam Abu Hanifa.

5- El recato para con Él: Mientras más conoces la magnificencia de Al-lah,

más recato tienes respecto a Él y cuidas que tus miembros no caigan en pecado
para que Él se complazca contigo.

6-La humildad y la entrega a Él: Si sabes de la gloria de Al-lah, reconocerás

tu humildad; si reconoces su fuerza, conocerás tu debilidad; si sabes de Su
riqueza, reconocerás tu pobreza; si sabes de Su perfección, reconocerás tus
faltas; si sabes de la perfección y belleza de Sus nombres y atributos, sabrás
lo absoluto de tu pobreza, tu necesidad, tu humildad y tu pequeñez, pues no
eres sino un siervo de Al-lah.

   
Suscribir con nosotros