face
  •   
  •  
  •    
Al-lah es An-Nur…
Icreasefontsize decreasefontsize
 مفهوم الخوف من الله | دواعي الخوف من الله |متعلقات الخوف من الله |ثمرات الخوف من الله  | خوف العارفين بالله |أحكام الخوف وتنبيهاته

El temor

Significado:

{…Al-lah os exhorta a que Le temáis...} (Corán 3: 30)

El temor de Al-lah es una de las adoraciones del corazón más grandiosas. Al-lah dijo: {Así es Satanás, atemoriza a quienes lo siguen. Pero no le temáis sino temedme a Mí, si sois creyentes.} (Corán 3: 175)

En esta aleya vemos que es obligatorio temerle solo a Al-lah y la confirmación de que esto es de los requisitos de la fe. Según la fe de la persona será su temor de Al-lah.

Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, dijo: "Le pregunté al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, por esta aleya: {Dan en caridad parte de lo que se les ha concedido, y aun así sienten temor en sus corazones porque saben que comparecerán ante su Señor }(Corán 23:60) (Luego le pregunté) ¿Acaso son los ladrones y los borrachos? Y él dijo: "No hija de As-Siddiq, son los que ayunan, rezan, dan caridad y temen que no se les acepte" (Tirmidhi)

Motivos para temer a Al-lah:

1-Glorificarlo y exaltarlo como se merece debido al conocimiento de Sus nombres y atributos. {[Los Ángeles] Temen a su Señor que está por encima de ellos…} (Corán 16: 50)

2-El temor de encaminarse a un mal destino, un castigo doloroso en el Infierno.

3-Sentir que es negligente con sus obligaciones y que Al-lah sabe todo y lo puede todo, y que en vez de fijarse en lo pequeño de la falta debe fijarse en lo grandiosidad del Ser al cual desobedece.

4-Reflexionar respecto a la palabra de Al-lah donde están las amenazas dirigidas a quien desobedece a Al-lah y se aparta de Su Sharía y abandona la luz que se le mandó.

5-Reflexionar sobre la palabra de Al-lah y la de Su Mensajero y estudiar su biografía.

6-Reflexionar sobre la grandeza de Al-lah, pues quien medita sobre ello conoce los atributos de Al-lah y su grandeza; y quien reconoce de corazón la grandeza de Al-lah sabe reconocer la seriedad de Sus amenazas. Al-lah dijo: {…Al-lah os exhorta a que Le temáis, porque ante Él compareceréis.} (Corán 3: 28)

Y dijo: {No han valorado a Al-lah en Su verdadera magnitud. El Día de la Resurrección contendrá toda la Tierra en Su puño, y los cielos estarán plegados en Su diestra…} (Corán 39: 67)

El temor de Al-lah nos hace conocerlo, conocerlo nos hace temerle, y temerle nos hace obedecerlo.

7-La reflexión sobre la muerte y su pesar, y que no hay escape de ella. {Diles: Por cierto que la muerte de la que huis os alcanzará de igual forma.} (Corán 62: 8)

Esto incita a temer a Al-lah. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: "Recuerden con frecuencia la devastadora de los placeres (la muerte), si la recuerda uno en aprietos se tranquiliza, y si la recuerda alguien tranquilo se inquieta" (Tabarani).

8-Meditar sobre lo que viene después de la muerte, y sobre la tumba y sus horrores. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: "Solía prohibirles visitar las tumbas, pero visítenlas, pues ellas incitan al ascetismo en esta vida y recuerdan de la otra" (Ibn Maya).

Al Bará dijo: "Estábamos sentados juntos en un funeral con el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y él se sentó junto a la tumba y lloró hasta que se le mojó su barba; luego dijo: ‘Hermanos, prepárense para esto’" (Ibn Maya).

Y dijo Al-lah: {¡Oh, hombres! Temed a vuestro Señor y [temed] el día en el que ningún padre pueda hacer nada por su hijo y ningún hijo por su padre. Por cierto que lo que Al-lah promete se cumple. Que no os alucine la vida mundanal ni os engañe el Seductor [Satanás], apartándoos de Al-lah.} (Corán 31: 33)

9-Reflexionar sobre las consecuencias de los pecados leves que la gente considera insignificantes. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dio un ejemplo con personas que acamparon en un valle y trajeron cada uno un poco de leña hasta que lograron con ella cocer su pan. Hay una relación entre la leña y el fuego, y entre los pecados y lo que consumirá la piel de los pecadores: {…Toda vez que se les queme la piel se la cambiaremos por una nueva… (Corán 4: 56)

10-La persona debe saber que puede interponerse entre él y su arrepentimiento una muerte súbita, y que lamentarse en ese momento no servirá de nada. Al-lah dijo: {Cuando la muerte les sorprenda dirán: ¡Oh, Señor mío! Hazme regresar a la vida otra vez.} (Corán 23: 99)

Y dijo: {Adviérteles acerca del día que se lamenten…} (Corán 19: 39)

11-Meditar sobre el final desastroso. Al-lah dijo: {Y si vieras, qué terrible es cuando los Ángeles toman las almas de los incrédulos al morir y les golpean sus rostros y sus espaldas…} (Corán 8: 50)

12-Debes rodearte de gente que te aporte temor a Al-lah, Quien dijo: {Reúnete con quienes invocan a su Señor por la mañana y por la tarde anhelando Su rostro [y complacencia]…} (Corán 18: 28)

El temor a Al-lah se relaciona con dos asuntos:

a) El temor a su castigo:

El cual fue advertido para quien asocia a otros con Al-lah, y quien Lo desobedece, evita cumplir Su mandato y no Le teme.

Si el temor se establece en los corazones, quema las pasiones y aleja lo mundano de ellos.

b) El temor reverencial a Al-lah:

Es el temor de los sabios y los conocedores: {Al-lah os exhorta a que Le temáis, porque ante Él compareceréis.} (Corán 3: 28)

Mientras más se conoce a Al-lah más se Le teme. Al-lah dijo: {…Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos…} (Corán 35: 28)

Porque cuando su conocimiento de su Señor, de sus nombres y atributos, profundizó y se completó, eso provocó temor reverencial. El efecto en el corazón rebalsó hasta los miembros del cuerpo.

Entre los frutos del temor a Al-lah tenemos:

a) En la vida terrena:

1-Es causa de poderío, del aumento de la fe y el sosiego, pues si se hace realidad lo que se te promete, confías más. Al-lah dijo: {Y los incrédulos dijeron a sus Mensajeros: Por cierto que si no volvéis a nuestra religión os expulsaremos de nuestra tierra; pero Su Señor les reveló que exterminaría a los inicuos, y les haría sucesores en sus tierras luego de aniquilarles. Esta victoria será para quienes teman [el día de] la comparecencia ante Mí y teman Mi amenaza.} (Corán 14: 13, 14)

2-Incita a obrar bien y a ser sincero en ello, a no pedir una retribución mundana para que no disminuya la recompensa en la otra vida. Al-lah dijo: {Y dijeron: Os damos de comer solo porque anhelamos el rostro de Al-lah [y Su complacencia]. No queremos de vosotros retribución alguna ni agradecimiento. Por cierto que tememos a nuestro Señor y el día terrible y calamitoso [el Día del Juicio]. } (Corán 76: 9, 10)

A quien teme a Al-lah, su temor lo lleva a obrar bien

Y dijo: {Al-lah permitió que fuesen erigidas y honradas las mezquitas para que se invoque Su nombre, y en ellas Lo glorifiquen por la mañana y por la tarde. Hombres a los que ni los negocios ni las ventas les distraen del recuerdo de Al-lah, la práctica de la oración prescrita y el pago del Zakat, pues temen el día en que los corazones y las miradas se estremezcan [el Día del Juicio].} (Corán 24: 36, 37)

Sus corazones se estremecen y se conmocionan y eso los empuja a obrar, que quieren salvarse de la destrucción, de que se les dé sus libros en la mano izquierda el Día del Juicio.

b) En la otra vida:

1-La persona estará a la sombra del Trono de Al-lah en el Día del Juicio. Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: "Un hombre que fue seducido por una mujer de alto rango y belleza, y dijo (rechazando la seducción): temo a Al-lah..." (Bujari).

Parece que el hombre dijo esto para censurar a la mujer, para recordarse a sí mismo y no ceder después de aclarar sus principios. "… y un hombre que menciona a Al-lah en soledad y sus ojos se llenan de lágrimas…" (Bujari).

Si el temor provoca las lágrimas, el fuego en el Día del Juicio no podrá consumir a ese ojo.

2-Es causa de perdón, veamos el hadiz: "Un hombre antes que ustedes recibió riquezas de Al-lah y cuando moría le dijo a sus hijos: ‘¿Qué clase de padre fui?’ Le dijeron: ‘Un buen padre’. Él dijo: ‘Nunca hice nada bueno, así que cuando muera quémenme hasta las cenizas, y espárzanme por el viento fuerte (puede que así Al-lah no me pueda resucitar para el Juicio). Así lo hicieron, pero Al-lah reunió sus partes y le dijo: ‘¿Por qué mandaste hacer eso?’ Y él dijo: ‘Por temor a Ti’. Así que Al-lah lo recibió con misericordia" (Bujari).

Al-lah le perdonó su ignorancia e intercedió por él su temor de Al-lah, pues quien reniega de la Resurrección es un incrédulo.

3-El temeroso es llevado al Paraíso; dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: "Quien teme a Al-lah se esfuerza, y quien se esfuerza alcanza su destino, ¿acaso la mercancía de Al-lah no es cara? ¿Acaso la mercancía de Al-lah no es el Paraíso?" (Tirmidhi).

4-Gozará de sosiego en el Día del Juicio. Al-lah dijo en el hadiz qudsi: "Por Mi gloria, que no le daré a Mi siervo dos temores o dos seguridades. Si Me teme en la vida mundana, le daré seguridad en el Día de la Resurrección. Y si se creyó seguro de Mi castigo en la vida terrena, lo haré temer en el día de la Resurrección" (Baihaqi).

5-Ser incluido en la descripción que hizo Al-lah de cómo son los creyentes usando las siguientes palabras: {Al-lah les tiene reservado Su perdón y una gran recompensa a los musulmanes y las musulmanas, a los creyentes y las creyentes, a los piadosos y las piadosas, a los justos y las justas, a los pacientes y las pacientes, a los humildes y las humildes, a aquellos y aquellas que hacen caridades, a los ayunadores y las ayunadoras, a los pudorosos y las pudorosas…} (Corán 33: 35)

Todos son títulos nobles que debemos esforzarnos en merecer.

Al-lah dijo: {Se levantan de sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo, y dan en caridad parte de lo que le hemos proveído.} (Corán 32: 16)

Y dijo: {¿Acaso [tal incrédulo] es como quien se prosterna e inclina [en la oración] consagrándose [a ella] en la noche, está precavido de [lo que le aguarda en] la otra vida y anhela la misericordia de su Señor? Dile [¡oh, Muhammad!]: ¿Acaso son iguales quienes saben [los preceptos de su Señor y los ponen en práctica] y quienes no saben? Y por cierto que solo reflexionan los dotados de intelecto.} (Corán 39:9)

Y dijo: {Que temen el castigo de su Señor. Y por cierto que nadie está a salvo del castigo de su Señor.} (Corán 70: 27, 28)

Al-lah elogió a los siervos más cercanos a Él, los profetas, por su temor a Él: {Los agraciamos porque siempre se apresuraban a realizar obras buenas, Nos invocaban con temor y esperanza, y eran sumisos.} (Corán 21: 90)

Los mismos ángeles temen a su Señor: {[Los Ángeles] Temen a su Señor que está por encima de ellos, y ejecutan todo cuanto se les ordena.} (Corán 16:50)

6-La complacencia de Al-lah en la otra vida: {…Al-lah se complacerá con ellos [por sus obras] y ellos lo estarán con Él [por Su recompensa]. Esta [hermosa recompensa] será para quienes teman a su Señor [y se aparten de los pecados].} (Corán 98: 8)

El temor de los que conocen a Al-lah

Los que conocen a Al-lah, a pesar de sus buenas obras y esperanza en Al-lah, igual Le temen mucho. Un ejemplo de ello es:

- El llanto del Profeta en el rezo, hasta que se escuchó su pecho suspirando por el llanto. (Ahmad, Abu Dawud y Nasai).

- Abu Bakr, que Al-lah esté complacido con él, sujetó su lengua con sus dedos y dijo: “Esta me llevó a la destrucción”.

Y dijo: “Ojalá fuese un árbol comestible (para no ser juzgado)”.

- Omar bin Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Ojalá desapareciese, ojalá mi madre no me hubiese dado a luz”.

Y dijo: “Si un camello muere junto al Éufrates perdido, temo que mi Señor me interrogue por él”.

Y dijo: “Si alguien anunciase en el cielo: ‘Gentes, todos entrarán en el paraíso menos uno’, temería ser ese uno”.

- Osmán bin Affan, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Deseé que si muriese no fuese resucitado”.

Y él era alguien que pasaba la noche entera mencionando a Al-lah, rezando y recitando el Corán.

-Aisha, madre de los creyentes, que Al-lah esté complacido con ella, recitaba en su rezo la aleya: {Y Al-lah nos agració con la fe y nos preservó del tormento del Fuego.} (Corán 52: 27)

Y lloraba abundantemente… {Si los castigas tienes derecho, pues ellos son Tus siervos; y si los perdonas, Tú eres Poderoso, Sabio.} (Corán 5: 118)

Preceptos y advertencias respecto al temor:

{… Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Al-lah es Poderoso, Absolvedor.} (Corán 35: 28)

1-El que conoce a Al-lah Le teme de una manera más específica. {… Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Al-lah es Poderoso, Absolvedor.} (Corán 35: 28)

Es un temor acompañado de conocimiento, dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: "Yo, por Al-lah, soy de ustedes el que más teme reverencialmente a Al-lah y tiene miedo de Él" (Muslim)

El temor reverencial del siervo por Al-lah será proporcional a su conocimiento de Al-lah, Su poder y magnificencia.

2-El temor es beneficioso si incita a obrar bien con esfuerzo y arrepentirse de los pecados. El temor nace de saber lo malo de una falta, de creer en el castigo que esta conlleva y del conocimiento profundo de Al-lah el Grandioso. No es concebible un temor de Al-lah que no lleve a obrar bien y esforzadamente, y arrepentirse del pecado.

A quien teme a Al-lah no lo daña nadie. A quien teme a otros no lo beneficia nadie.

Al Fadil ibn Aiad

3-Temer reverencialmente a Al-lah es una obligación y es una condición de la fe. Es uno de los niveles más importantes que debe alcanzar quien transita por el Sendero Recto y la más beneficiosa para el corazón. Es obligatorio para cada persona. Impide incurrir en pecados y caer con malas compañías o negligencia.

   
Suscribir con nosotros